Economía circular: Cuida el ambiente y mejora tu economía

La economía circular es una palabra de moda, pero, ¿de qué se trata? Se refiere “la producción de bienes y servicios al tiempo que reduce el consumo y el desperdicio de materias primas, agua y fuentes de energía”, es decir, no desperdiciar nada ni ambiental ni económicamente hablando.

Seguramente piensas que el término de economía circular no tiene que ver contigo, pero sí. La economía circular la generamos todos, y todos podemos desarrollarla, incluso en tu propio hogar. 

Teniendo en cuenta que en su base se encuentran las famosas tres erres: reducir, reciclar y reutilizar; podrás empezar a pensar que puedes reducir de tu vida cotidiana.

Reducir, Reciclar y Reutilizar

Reducir significa vivir con menos, en todos los sentidos. Menos productos, y, por supuesto, menos dinero. Van algunos ejemplos que pueden parecer sencillos o absurdos, pero cada pequeño paso es bien bien del ambiente y de tu economía:

  • Usa bolígrafos recargables: ahorra la compra de nuevos y reduce la basura que generan
  • Utiliza esos envases que has adquirido con otros productos, ya sean de plástico, vidrio o cartón. 
  • Evita comprar agua embotellada, gastas menos y no generas basura cargando tu botella reutilizable. Puntos extra: no bebas refresco.
  • Regala, vende, dona o cambia todo aquello que ya no uses en casa… liberarás espacio, evitarás generar basura y obtendrás ganancias o ahorraras al no tener que comprar artículos nuevos
  • Repara electrodomésticos; no los tires
  • ¿Muebles viejos? Seguramente con un retoque aquí y allá lucirá un mejor aspecto, puedes hacerlo tú mismo o encargárselo a un profesional de la madera.
  • Elige alimentos no empaquetados, como las frutas y verduras de los mercados: son más baratos y evitarás tener que tirar el empaque a la basura (lleva bolsas reutilizables cuando hagas las compras)
  • Reduce el uso del automóvil… regularmente el transporte público en más económico que la gasolina y contamina menos. Alternativa adicional: comparte tu vehículo.
  • Usa detergentes biodegradables. No son los de tiendas especiales que casi casi parecen SPA; detergentes nacionales y de fácil consumo (Roma, Foca, Zote, etc.) son productos económicos y amigables con el ambiente
  • Platos desechables para fiestas y reuniones… ¡no lo creo! Prefiere los trastes y cubiertos reutilizables (más si los lavas con detergente biodegrabale)

Éstos consejos y muchos más, nos salen mucho más barato que lo que regularmente hacemos… vigila tu bote de basura y tu cartera: la cartera se deberá vaciar más despacio y el bote de basura se tardará más en estar lleno. 

Aprovecha la oportunidad de gastar menos y, al mismo tiempo, contribuir a mejorar el medio ambiente. Eso es actuar con valores e inteligencia ¡verás los buenos resultados de acciones como éstas!

 

Fuente:

https://www.sostenibilidad.com/desarrollo-sostenible/en-que-consiste-la-economia-circular/

https://www.ecoembes.com/es/planeta-recicla/blog/que-es-la-economia-circular