¿Por qué festejamos el 15 de septiembre si todo sucedió el 16? - Conseg

¿Por qué festejamos el 15 de septiembre si todo sucedió el 16?

La historia documenta que Hidalgo llamó a misa, el pueblo acudido al llamado y con la arenga de: “¡Mexicanos, viva México!, ¡Viva la Virgen de Guadalupe!, ¡Viva Fernando VII! y ¡Muera el mal gobierno!”; Hidalgo incitó al pueblo a levantarse contra los españoles. A este suceso se le conoce como Grito de Dolores.

La primera vez que se celebró el Grito de Independencia fue el 16 de septiembre de 1812, es decir, apenas dos años después de iniciada la revuelta de Miguel Hidalgo.

Existe la creencia de que el inicio del festejo a las 11 de la noche del día 15, fue una decisión de Porfirio Díaz, quien habría movido el Grito a la noche del 15 para hacerlo coincidir con su cumpleaños, durante las fiestas del Centenario de la Independencia, en 1910. Sin embargo, esta historia es falsa.

En realidad, está documentado que desde la década de 1840, la fiesta cívica se comenzó a celebrar desde la noche del 15 de septiembre con una verbena popular, una serenata, bandas de música, fuegos artificiales y fuego de salvas de artillería.

Por eso, tradicionalmente, la celebración de esta fiesta patria se inicia la noche del 15 de septiembre, cuando alrededor de las 23:00 horas el presidente de la República da el Grito de Independencia desde Palacio Nacional y hace sonar la campana de Dolores, la misma que sonó durante la arenga que pronunció el cura Hidalgo… aunque el personaje que tocó la campana de Dolores no fue Hidalgo, sino José Galván, el campanero de la parroquia y esto ocurrió, confirmadamente, a las cinco de la madrugada del 16 de septiembre de 1810.

Con información de Milenio Digital

http://www.milenio.com/cultura/por-que-celebramos-el-grito-el-15-de-septiembre

#SOYCONSEG