Paquetería Sospechosa: detecta y reacciona como un experto

Somos el primer filtro para el ingreso de personas, transportes, mercancía y paquetería.

La correspondencia y paquetería puede representar un riesgo si su inspección no se realiza de la forma adecuada.

A continuación te presentamos los siguientes pasos para que seas un experto en detección de correspondencia y paquetería sospechosa.

 

DETECTA:

Nota la etiqueta y el sello en el paquete. 

  1. Revisa si la dirección está escrita a mano o tipeada mal, y si contiene alguna falta ortográfica en palabras comunes, tal como el nombre de la calle de tu ciudad. También debes notar si tu nombre está mal escrito o no especificado en el paquete, ya que indica que el remitente puede ser sospechoso.
  2. También debes ver si está la dirección del remitente en el paquete o si hay una dirección extraña que no reconozcas. Un paquete sospechoso también puede ser marcado con algunas restricciones como “Privado”, “Confidencial” o “No mirar por rayos x”. También debes notar si hay algún lenguaje amenazante en el paquete, como “Ten cuidado del contenido”.

 

 Busca por alguna sustancia en polvo o manchas de aceite afuera del paquete.

  1. Examina el paquete por afuera en busca de alguna sustancia en polvo en el sobre o envoltorio. 
  2. Sostén suavemente el paquete y siente a través de él alguna sustancia en polvo. También puedes ver manchas de aceite o decoloración por fuera del paquete.
  3. Nota si el paquete tiene un olor extraño o fuerte, ya que esto puede indicar que hay una sustancia sospechosa en el paquete. Trata de olerlo rápidamente y solo una vez, porque no querrás inhalar o quedar expuesto a cualquier sustancia en el paquete.

 

Revisa si pesa demasiado, tiene sonidos de tictac o cables sobresalientes. 

  1. Sostén el paquete en tus manos y revisa si es muy pesado o tiene demasiado peso para ti. También debes escuchar si algún sonido de tictac o ruido proviene del paquete o si algún cable o papel de aluminio sale de él.[4]

Sé cuidadoso si el paquete tiene excesivo material de embalaje como capas de cinta protectora, cuerda o pegamento, ya que puede indicar que el remitente no quería que sea fácil para ti determinar lo que está en el interior.

 

REACCIONA:

No sacudas o abras el paquete. 

  1. Si crees que el paquete puede ser sospechoso, es importante que no lo sacudas, abras o saques el contenido de él. También debes evitar cargar el paquete o mostrárselo a otros para examinarlo.
  2. Si determinas que es sospechoso, no olfatees, toques, pruebes o mires el contenido.

 

Advierte a otros en el área y deja el paquete en una superficie estable

  1. Deja que todos en la residencia, casa o área sepan que crees que has recibido un paquete sospechoso. Coloca el paquete en una superficie estable y retírate. Asegúrate de que todos en el área también evacuen y no le permitas a nadie entrar al lugar en el que está el paquete sospechoso.
  2. Si tienes un sistema de ventilación, como un sistema de aire acondicionado o de calefacción, apágalo para que el contenido del paquete no pueda circular en el área.

 

Lávate las manos. 

  1. Dale a tus manos una buena lavada con jabón y agua para prevenir el esparcimiento de cualquier sustancia potencialmente peligrosa hacia tu cara o piel.

 

Solicita apoyo

  1. Si estás en el trabajo, contacta a tu supervisor. Hazles saber que crees que has recibido un paquete sospechoso y que necesitan llamar a los agentes locales del orden público.
  2. Si estás en casa, usa tu celular o el celular del vecino para llamar a la agencia local del orden público y reporta el paquete sospechoso.
  3. Trata de hacer una lista de las personas que estuvieron en la habitación o en el área en donde el paquete sospechoso fue reconocido y sobre cualquiera que lo haya manipulado. Debes proveer la lista a los agentes cuando lleguen a la escena.